(Búsqueda Avanzada)
Max

*

MENSAJES TEMAS

Gracias/MeGusta hacia Max
Publicar Tema Número de Me gusta
Primera experiencia en Spa Tantrico 2
Titulo del Tema Nombre del Foro
Primera experiencia en Spa Tantrico Prepagos en Barranquilla
Publicar Mensaje
Buenas noches estimados señores, después de mucho tiempo leyendo el foro tras bambalinas me animé a inscribirme para aportar un poco con las experiencias que he tenido últimamente y quiero empezar con la siguiente historia:
Mi primera experiencia pagando por sexo fue el año pasado, aproximadamente a principios de año. Por esos días mi fetiche era llegar a un spa de tantrico y en medio del masaje empezar a comerme a la masajista, así que, si señores, con mucho morbo pero a la vez algo de miedo por ser la primera vez, cuadre la cita por whatsapp y me dirijí con mucha expectativa al lugar del SPA. una vez allí me atiende la administradora, realicé el respectivo pago y llamaron a la chica llamada Cleo, la cual, yo ya había seleccionado previamente en fotos, la verdad a la primera impresión la vi distinta a las fotos, pero la arrechera y ese miedito que se siente al empezar una de estas aventuras ya no me dejaban echarme para atrás; ya había llegado hasta allá y no iba a perder la oportunidad de deslecharme. La nena me guió hasta la habitación en el segundo piso, estaba ambientada con decoración y música oriental, muy amablemente me pidió que me bañara, me ayudó a guardar mi ropa y me llevo a un baño en el pasillo que era para todas las habitaciones (afortunadamente no habían muchos clientes en ese momento al parecer). Después del respectivo baño ya estaba La Niña lista con una bata roja como de seda, la cual prontamente dejó caer al tiempo que me pedía que me quitara la toalla, así me encontré parado frente a frente desnudo con la masajista mientras me decía que me quedara quieto para un ritual de “limpieza de energías” el cual no duró más de un minuto. Acto seguido me acostó en la cama boca abajo y empieza el masaje con el aceite por todas la partes de atrás de las piernas, los glúteos, la espalda, al cabo de un rato se sentó sobre mi espalda y empezó a chuparme las orejas y acariciar mis hombros suavemente, hay que resaltar que la hembrita era una experta en ese arte, jamas había sentido unas manos tan suaves y tan precisas en cada movimiento sobre mi cuerpo. Algo que note claramente y que recuerdo mucho de ese encuentro fue que al sentarse sobre mi espalda ya podía sentir los jugos de su vagina goteando sobre mi, no era el aceite, era su propia lubricación natural la cual ya había formado un pequeño charco en mi espalda sin haberle tocado un pelo aún, que sensación tan arrechante! Finalmente llegó el momento de voltearme y para su sorpresa mi verga ya estaba dura como un bate de baseball, lista para partirla en dos, entonces la agarró y con mucha suavidad empezó a acariciarla deliciosa y suavemente al tiempo que con la otra mano me acariciaba las bolas de la misma manera. En ese momento uno se siente tan frágil, tan entregado al arte de una mujer que lo tiene a uno agarrado de la parte más íntima de su masculinidad, es verdaderamente algo sublime que no he vuelto a encontrar con ninguna otra prepago común y corriente. Ya en ese momento salgo de ese estado de indefensión en el que me encontraba y me invaden unas ganas incontenibles de penetrar su pequeño cuerpo... siguiendo mi instinto natural, me apodero yo de la situación y le ordeno acostarse boca arriba e inicio un corto pero efectivo masaje sobre toda su feminidad, ágilmente recorro sus senos, caderas, muslos, nalgas y entrepiernas antes de concentrarme de lleno en su vulva la cual a este punto estaba completamente excitada y húmeda. Con gran habilidad empecé a masturbar su clitoris haciendo pequeños círculos, luego movimientos más rápidos sobre sus labios mayores para luego llegar al primer momento de gloria al insertar mis dedos en su delicada apertura vaginal. (Acá tengo que confesar que soy un adicto a meterle los dedos a una mujer, esa parte del acto sexual siempre me recuerda mis primeros encuentros con mi primera novia en su casa a la cual masturbaba silenciosamente de esa manera cuando sus padres estaban en la casa mientras recorría todas las texturas de su apretada vagina y su punto G con mis dedos uuuuffffffff)
Volviendo al relato, hice lo mismo con esta masajista, la cual en ese punto ya estaba completamente entregada a mis órdenes, con la diferencia que esta si podía gemir abiertamente y de qué manera lo hacía señores! Cada gemido de ella me invitaba a clavar mis dedos con más fuerza y mayor rapidez en diferentes ángulos para intentar abarcar la totalidad de su canal vaginal, literalmente hice maravillas con su cuerpo en esos últimos momentos del juego previo, no le di tregua hasta que sentí su primer orgasmo; fue una satisfacción muy grande y la señal inequívoca de que me habia ganado el derecho de enterrarle mi verga que ya estaba palpitando deseosa de entrar también en acción. Así que sin más demora, me puse el condon, la puse en cuatro y empecé a explorar su interior  nuevamente, esta vez con toda la fuerza de mi dura ereccion. Hasta ese punto yo tenía mis reparos de que la nena era un poco gordita para mi gusto ya que yo soy un man más de flacas que de otra cosa, pero al tenerla en cuatro todo eso desapareció, y me sumergí en el extasis de penetrarla una y otra vez, primero lentamente y luego con fuerza mientras la cama debajo de nosotros crujía tratando de resistir las embestidas que le estaba pegando a aquella mujer. La escena era simplemente maravillosa, el poder ver como mi miembro se hundía una y otra vez en el cuerpo de la muchacha mientras sus labios se abrían para abrirme paso, el contemplar la forma y la firmeza de sus nalgas, ver sus tetas rebotando sin cesar al compás de cada martillazo, aquel delicioso olor a sexo que empezaba a invadir el ambiente, el deleite que me producía acariciar suavemente su ano mientras escuchaba la sinfonía de sus gemidos eran todas sensaciones que hacían de aquel momento una experiencia digna de remembrar toda la vida. Finalmente, luego de disfrutar lo que a mi me pareció una eternidad adentro del cuerpo de Cleo, me vine y empecé a eyacular al tiempo que ella tenía su Segundo orgasmo. ¡Fue simplemente maravilloso! Luego de esto, nos abrazamos un rato, hablamos de cosas de la vida mientras caíamos en cuenta que había pasado mucho más del tiempo contratado y nadie ni ella habían puesto ningún problema al respecto, lo cual fue algo que me encantó de ese lugar, pude disfrutar a mis anchas del momento sin ningún afán, sin prisa y pudiéndole verdaderamente hacer el amor a una dama que es lo que me gusta. Al final del encuentro, fuimos a bañarnos juntos, en total complicidad charlando como si nos conociéramos de hace rato, y aproveche esos últimos instantes para chupar sus deliciosas tetas y volver a acariciar, esta vez con la suavidad del jabón su linda figura. La verdad no se cuánto tiempo estuve con ella, pero fue una aventura para empezar con pie derecho esta nueva vida de prepagos y sexo casual que antes no conocía y de la cual no creo que pueda salir en el corto plazo!

Perdónen lo largo, trate de resumir lo que pude, no pongo la plantilla porque el spa era de otra ciudad y no se si la Niña todavía está trabajando allá. Hago esté relato porque estén tipo de historias contribuyen a manes como yo que nunca se animaban a que den el primer paso y se atrevan a probar Este placer. Felices polvos a todos!


Sin conexión
Ingresó:
22-11-2020
Última visita:
Hace 3 días, 10:09 PM
Tiempo en línea:
7 Horas, 28 Minutos, 51 Segundos
Total de Me Gusta Recibidos:
10 (0,15 por día | 0.02% de un total de 63467)
(Todos los Temas que dio Me GustaTodos los Mensajes que dio Me Gusta)
Total de Me Gusta Enviados:
12 (0,18 por día | 0.02% de un total de 65696)
(Todos sus Temas con Me GustaTodos sus Mensajes con Me Gusta)
Reputación:
0 [Detalles]



Derechos de Autor © 2020 | NO copiar este contenido | SÍ compartir | SÍ enlazar