(Búsqueda Avanzada)
Un deseo indebido
#1
Publicado:

buen dia compañeros puteros

hoy me animo a subir este relato que seguramente dará para juzgar, opinar y ojala algún buen consejo

Pues resulta que cuando éramos novios con mi ex mujer hicimos las presentaciones de rigor en las familias, entre ellas me presentó a su sobrina que llamare Michell  En ese momento tendria 10 u 11 años. Con ella nos llevamos muy bien desde el primer dia. Ella me tenia una gran confianza y me solía contar sus problemas. Asi pasaron años. A comienzos de 2020 me divorcié de su tía, y Michell comenzó a acercarse más a mi. Me escribía a diario, me llamaba.

El año pasado en medio del aburrimiento me pidió pasar unos días acá en mi apartamento. No le vi ningún lío hasta que la vi. Se había convertido en toda una mujer y su manera de vestir provocaba mucho deseo. Se quedó unos 10 días y afortunadamente tuve que salir bastante, pues apenas contaba con 17 años y era una tentación irresistible. Sin embargo un día salió muy ligera de ropa del baño, fue inevitable excitarme. Ella lo notó, me miró y me dió una pícara sonrisa. Pasaría meses pensando en aquella mirada. Para marzo de este año volvió a quedarse por unas diligencias personales. No tenía ni un mes de haber cumplido los 18 pero ya se creía una mujer fatal, y en parte lo era. Tenía una piel trigueña hermosa, se vestía con vestidos excesivamente cortos que dejaban ver sus piernas perfectas, su cola parada, su cuerpo armonioso. El segundo día de su estadía no pude aguantar más. Nuevamente salía ligerisima de ropa por mi apartamento. Prácticamente desfilaba para mí. La escusa para mí fue invitarla a ver una película. Aceptó feliz. Yo estaba acostado en mi cama y ella se arrecosto en mis muslos. Tenía una pequeña blusa esqueleto que dejaba ver unos senos hermosos y un cachetero que dejaba ver esa cola redondita. Se acostó en cuchara. De una me exite. Comence a acariciarla sutilmente esperando su reacción. Primero su cabeza, hombros, espalda. A veces bajaba a su trasero y daba una leve caricia. Ella no decía nada. Decidí arrimarme para que sintiera mi excitación. Lo hice y me moví sutilmente mostrándole mi erección. Ella se alejó un poco y yo quedaba frío. Alcance a pensar cómo iba a justificar las cosas ante la familia de mi ex. Me fui a salir de la cama y vino la luz verde. Primero un "no te vayas". Luego sus manos llevando a las mías bajo su ropa. Ahí me desate. Comencé a acariciar y besar cada parte de su cuerpo mientras la desnudaba. Ella me acariciaba tímidamente mi pene. Después de un rato de apasionadas caricias comencé a jugar con su sexo. Uno, dos dedos. Estaba deliciosamente mojada. Ella gemía suavemente. Delicioso. Después baje a darle un buen oral. Me dijo que le daba pena. La ignore y continúe. Le hice un oral profundo, intenso. Quería reflejar mi profundo deseo. Ella gemía y me apretaba contra su sexo pidiendo más. Llegaría algunas veces y con sus manos me invitaba a pasar a la penetración. Después de darme a esperar un poco para llevarla al límite finalmente subí. Ella me sorprendió. acerco su boca a mi pene y le dio unos deliciosos besos. Se lo metió una ves a la boca y me pidió penetrarla. Se notaba su inexperiencia pero era atractiva. Me puse el forrito y empecé a penetrarla con pasión. Me encantaba su manera de gemir. Su húmedad. Su calor. Era una delicia. Cuando sentía su excitación al límite cambiaba el ritmo. Ella estaba feliz. Luego de varios orgasmos se volteó y sobre mi se movió deliciosa, ya en confianza. Llegaríamos unas 4 o 5 veces. hace mucho no vivía un sexo más delicioso... Luego vino lo malo. Arrunchados en la cama me dijo que siempre había sentido cosas hacia mi pero que por su tía nunca había dicho nada. Me dijo que le encantaba y que esperaba formar una relación y darme hijos... Obviamente me dejó frío. Pensé que todo era un arrebato hormonal pero ella quería algo más. Le dije que era muy chica para creer eso y me dijo que desde los 15 estaba enamorada de mi y estaba segura de todo. Ese día no pude dormir. ¿Acaso me haría un escándalo por rechazar su respuesta? Al otro día antes de que partiera saqué fuerzas y le dije que no podíamos ser algo serio. Su respuesta fue que ella creía que si... En abril regresó nuevamente. Me dijo que estaba buscando opciones para radicarse en Bogotá. La llevé en mi carro a todas sus diligencias y luego me dijo que quería pasar otra noche igual. Mi mente decía no pero mi pene moría por ella. Así que la lleve al apartamento y tuvimos sexo aun más espectacular. ya tomaba la iniciativa, buscaba experimentar. Ese día me dijo que había tenido relaciones con un novio pero que nada se parecía a lo que yo la hacía sentir. Otra noche espectacular, y al día siguiente me dijo que ella quería ser la mujer para mí e iba a hacer todo por lograrlo.

Me arrepentí por seguirle el juego sabiendo que no queremos lo mismo. Sin embargo es una mujer tan hermosa y sensual que es muy díficil resistir. Ahora me escribe constantemente. Aparentemente antes del 15 debe volver. Me dice que su cuerpo ansia tenerme y mi cuerpo la ansia a ella. La pregunta del millón, ¿vale la pena el riesgo?
Responder


Temas similares...
Ultimo mensaje : 23-09-2018, 08:30 PM
Por: gozila



Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Derechos de Autor © 2021 | NO copiar el contenido | SÍ compartir | SÍ linkear