(Búsqueda Tradicional)

  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿Por qué tomé la opción personal de recurrir a trabajadoras sexuales?


#1
La vida de un ser humano regular pasa por altos y bajos que son apenas normales e incluso necesarios para configurar la personalidad de cada individuo y sus actos son en parte un reflejo de lo vivido y a su vez un detonante de las cosas por venir. 

La primera vez que estuve con una trabajadora sexual fue hace dos años en Bogotá, mas exactamente en el barrio Santa Fe al centro de la ciudad. Para quienes conocen el Santa Fe, sabrán que sus antiguas calles con casas viejas que datan de finales de 1700 es ahora una cloaca donde convergen todos los pecados, donde por dinero satisfaces cualquiera de tus más carnales vicios y donde todo es ignorado y permitido ante la mirada de los propios entes de control. Quizá después cuente la historia de cómo fue esta experiencia, si alguno de los lectores así lo pide o si me doy cuenta de que al menos esta opinión está siendo leída. Por ahora me limito a responder la pregunta que aquí me he planteado.

Nunca me han hecho falta las chicas. Desde el subjetivo cultural de la mujer colombiana promedio soy un tipo atractivo. Tengo 30 años, soy educado, profesional, culto y prudente. No soy quien más tenga dinero pero tengo un buen empleo. Hay un par de mujeres que me pretenden en este momento, ambas definitivamente hermosas, e incluso he tenido el grandioso privilegio de recibir halagos reales (incluyendo invitaciones a salir) por parte de chicas por cuyo sexo pagué; no soy casado, ni tengo hijos, hablo tres idiomas y simplemente vivo como me da la gana. Desde mucho antes de mi primera experiencia con una trabajadora sexual ya había perdido la cuenta de con cuántas mujeres me había acostado; todas pretendientes de una u otra manera y como muchos, solo recuerdo con exactitud cuál fue la primera. He roto corazones, claro... y el mío no lo rompieron, lo volvieron mierd*; lo pisaron y lo escupieron. 

A lo que voy, con esta aburrida descripción que sé que a muchos no les interesa (a nadie debería, de hecho) es que odio cuando dicen que "frecuentar putas" (término que detesto porque lo considero como una total falta de respeto hacia tan dignas mujeres) es para los feos, o los perdedores, o los que no tienen como "levantase a una mujer" (Como si una mujer fuera un objeto caído que hay que levantar). No, frecuentar a estas mujeres me evita promesas en un mundo en el que ya no se cumplen, me evita decepciones por el amor no retribuido, me evita dramas de la vida moderna y la afamada hipocresia recíproca que se dan los enamorados en tiempos en donde toda moral ha sido defecada. La trabajadora sexual es para mí quien a voluntad ofrece un servicio, un servicio que de ser dado con excelencia, es de mi parte retribuido. Siempre que me dispongo a partir lo agradezco y deseo los mayores éxitos en lo que hacen. Para mi es como ir a la tienda y comprar algo que necesito puntualmente entendiendo que de no ser por esa persona que me lo vende, no podría suplir esa necesidad; otorgando así todo el valor y respeto que esa persona adquiere en ese momento

De modo que por qué recurro a trabajadoras sexuales, simple: En cuanto al afecto lo probé todo y me harté, creo en el placer sin afecto, creo en el placer relegado al olvido. No creo en un mañana y tampoco en dejar semillas para que lo sufran. Tener sexo con amigas implica un afecto o una historia o un lazo y por eso ya a ello tampoco recurro. Pienso en lo bien que se siente despedirse de alguien hasta ahora desconocido y que te ha dado placer y felicidad, y saber que jamás lo volverás a ver. Nada puede dañar ese vinculo fugaz, el adiós fulminante es lo único que prevalece por siempre. 

H.W.
Buscar
Responder

#2
Hola compañero de foro, interesante tema. Comparto su opinión sobre el sexo de pago. 
Soy una persona que me gusta tratar con respeto a los demás y por supuesto eso no excluye de ninguna manera a las trabajadoras sexuales. Por el contrario, las tengo en muy alta estima. Tampoco considero que el sexo de pago sea algo sucio o inmoral, siempre y cuando sea consentido y no se le haga daño a nadie. 
Al igual que usted compañero, soy un hombre soltero, porque de momento así me siento bien. También he tenido la oportunidad de gustarle a chicas, incluso muy simpáticas. No obstante, si no me siento realmente enamorado prefiero no involucrarme en algún tipo de relación y así involucrar sentimientos que puedan resultar heridos. Por lo tanto, de momento prefiero disfrutar de mi sexualidad con sexoservidoras. Esto no quiere decir que me esté negando a una relación. Si encuentro una mujer de la cual me enamore, y si tengo la fortuna de ser correspondido, bienvenido sea. De lo contrario también estaré bien.
Buscar
Responder

#3
(18-03-2018, 07:07 PM)amr escribió: Hola compañero de foro, interesante tema. Comparto su opinión sobre el sexo de pago. 
Soy una persona que me gusta tratar con respeto a los demás y por supuesto eso no excluye de ninguna manera a las trabajadoras sexuales. Por el contrario, las tengo en muy alta estima. Tampoco considero que el sexo de pago sea algo sucio o inmoral, siempre y cuando sea consentido y no se le haga daño a nadie. 
Al igual que usted compañero, soy un hombre soltero, porque de momento así me siento bien. También he tenido la oportunidad de gustarle a chicas, incluso muy simpáticas. No obstante, si no me siento realmente enamorado prefiero no involucrarme en algún tipo de relación y así involucrar sentimientos que puedan resultar heridos. Por lo tanto, de momento prefiero disfrutar de mi sexualidad con sexoservidoras. Esto no quiere decir que me esté negando a una relación. Si encuentro una mujer de la cual me enamore, y si tengo la fortuna de ser correspondido, bienvenido sea. De lo contrario también estaré bien.

Gracias por leer y gracias por la respuesta.  Qué bueno que haya gente con la misma perspectiva. 

Saludos Amr. 
H.W.
Buscar
Responder

#4
Buen día.

Coincido contigo en muchas apreciaciones. Por desgracia no en todas, pero así se genera un buen ambiente de debate y retroalimentación de experiencias, como es la idea de este foro.

Mencionar que me encantan las mujeres y que el sexo es una de las experiencias más encantadoras del ser humano y de muchas especies (por qué no decir de todas?). En este sentido, siempre consideré sumamente valioso el papel desempeñado por las personas cuyo trabajo es vender placer (todo un arte), especialmente las mujeres.

Mi primera experiencia con una de ellas, fue a los 18 años. Eso cambió mi perspectiva del tema, puesto que ya venía inmerso en el mundo pornográfico auspiciado por el bum de la internet. Me dí cuenta de que no todo era como se veía en la pantalla del PC.

Hoy día, con otra mentalidad más tranquila (a medida que crecemos disminuyen los niveles de testosterona), pacífica y racional y después de haber tenido varias compañeras del tipo: novias, amigas, conocidas, enamoradas, primas... Y de disfrutar de los placeres del sexo, ya no encuentro tan llamativa la posibilidad de contratar un servicio sexual. Quizá en el futuro, si cambian de nuevo mis perspectivas.

Respeto y admiro a las personas que se dedican a ello, sé que es un mundo muy dificil y competitivo como los son casi todos los ámbitos de la vida.

Saludos
Buscar
Responder

#5
Todos en la vida en algún momento buscamos está posibilidad  de intimar las razones son tantas como personas existimos una decepción, la soledad, la búsqueda de un placer no satisfecho en nuestro entorno, hacer experiencia en nuestro años juveniles, buscar la variedad como fuente del placer,  la curiosidad, y aunque para la mayoría no sea lógico la búsqueda de una amistad o un amor y sea cualquiera la razón siempre  encontramos en las sexy chicas en la mayoría de las veces la paciencia y la disposición de regalarnos un tiempo de felicidad por eso y aunque paguemos ( no creo que el dinero sea proporcional al placer recibido.) Siempre siempre les debemos respeto, consideración y cariño. gracias por este tema que aunque diferente es importante para reflexionar. Verdad amigo Yanki y saludos a todos los foristas
Buscar
Responder

#6
hola compañeros, comparto su punto de vista, no soy feo ni mal vestido pero he descubierto que el sexo con estas mujeres es una buena elección, pareja ya llegara el momento pero ccon estas niñas he vivido unas experiencias inolvidables como hombre las valoro respeto y aprecio demasiado
Buscar
Responder

#7
Interesante tema y muy verás, soy un hombre atractivo tengo un buen estatus, estoy joven y me resultan muchas chicas guapas y buenas para salir pero concuerdo con vos en qué sexo con amistades es adquirír compromisos y cierto vinculo sentimental lo cual siempre termina mal, las relaciones hoy día son falsas y autoengaños porque uno sabe cómo van a terminar las cosas. Al igual que usted creo en el sexo sin sentimientos y quien mejor para comprender eso que una trabajadora sexual, me di cuenta que era posible sentirme pleno con una trabajadora sexual hace 5 años encontré una chica que me atendía muy bien en ocasiones mejor que mi pareja me sentía súper y era alguien con qel uen no tenía compromisos ni shows ninguno ni shows cantaleta la novia  Perfecta solo buen sexo buena compañía cuando uno quiere y por el tiempo que uno quiere  no se rompen corazones y cada uno lidia con su vida sin ataduras ataduras después de que tenga con que pagar que es válido porque es interés que esta claro desde el inicio y hace que la experiencia sea más real
Buscar
Responder


Temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Ultima Publicacion
  Gustos sexuales poco convencionales amr 10 398 Ultima Publicacion: Castor Blanco
15-11-2018, 02:21 PM
Lightbulb Ayuda Personal sobre Levante de Mujeres donboy 5 1.858 Ultima Publicacion: luiscgu12
28-07-2018, 10:55 AM
Shocked Opiniones sobre la dichosa ley para quienes paguen por servicios sexuales gafx 2 699 Ultima Publicacion: leonidas
05-08-2017, 07:19 AM
Wink Record relaciones sexuales Skokka 1 1.009 Ultima Publicacion: anny casas
27-01-2017, 02:58 PM

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)